viernes, 17 de abril de 2015

Once alternativas para cuándo Google no es suficiente






Si estás buscando un dato muy concreto o un formato específico, puede que no te sirva un buscador generalista. Aquí tienes algunas opciones para optimizar tus búsquedas en Internet y encontrar exactamente lo que necesitas en cada momento.  


Google es, sin duda, el rey de las búsquedas en Internet en prácticamente todo el planeta. De hecho, aquí en España se estima que el 90% de las consultas se realizan a través del famoso buscador, lo que nos da una idea de la importancia de conocer bien todos sus trucos y recovecos si queremos sacarle todo el partido.

Pero, ¿qué pasa cuándo los resultados de Google no nos sirven?. Si estás buscando un archivo muy concreto o un formato particular, puede que te resulte más interesante echar mano de otro tipo de opciones. Aquí te presentamos algunas de las más importantes.

Buscadores en redes sociales. Páginas como Social Mention o Who´s Talking te pueden resultar muy útiles si lo que quieres es monitorizar lo que se dice sobre un determinado tema en las redes sociales.

Buscadores por formato. Si buscas un documento en PDF, Scribd (de pago) puede resultarte de gran utilidad. En el caso de que necesites un libro electrónico, prueba con PDFGeni. Si buscas un artículo científico, Science Direct (el antiguo Scirus) puede ser la solución.

Pipl. Se trata de un buscador de redes sociales. Basta con introducir el nombre y la ciudad de la persona que estamos buscando y Pipl nos devolverá una lista de resultados con cuentas de Facebook, Twitter, Linkedin y blogs pertenecientes a personas con ese mismo nombre.

DuckDuckGo. Aunque sus búsquedas son, quizá, demasiado generalistas y difíciles de acotar, es una opción de lo más interesante si estás preocupado por tu privacidad. Se trata de un buscador que ni almacena tus consultas ni ningún tipo de dato personal sobre ti ni sobre tu ordenador. En sus resultados te muestra desde noticias hasta vídeos e imágenes, permitiendo además la acotación de resultados por región.

Cluuz. Se trata de un buscador basado en la llamada "búsqueda semántica". Es decir, en sus resultados se basan en etiquetas y palabras relacionadas con el término sobre el que le pedimos más información. El buscador te mostrará nubes de etiquetas y de imágenes con términos similares a la búsqueda que hemos realizado y que nos pueden resultar de interés. Aunque no sirve para todo tipo de búsquedas, sí nos puede resultar interesante cuándo estamos buscando más información sobre una temática no excesivamente concreta.

Gnoss. Al igual que Cluuz, también está basado en la web semántica. Además, nos permite categorizar los resultados por la fecha del contenido y por su origen. Ellos mismos se definen como "una plataforma de software para construir redes sociales especializadas a través de la publicación semántica dinámica de contenidos".

IMBD. Muy interesante si la búsqueda que estás realizando está relacionada con el séptimo arte. IMBD incluye en su base de datos miles de reseñas de películas, críticas y perfiles de actores y directores que te pueden resultar muy útiles para búsquedas concretas.

Deeper Web. Se trata de tecnología basada en Google pero con una particularidad: que nos ordena los resultados en categorías para que podamos consultarla organizada según su origen. Nubes de etiquetas, resultados de Wikipedia y Blogs son algunas de las categorías que nos muestra a la derecha de la pantalla.

IMAGEN: Shayla Saba


Categorías:

0 comentarios:

Publicar un comentario