lunes, 2 de junio de 2014

¿Qué no debe faltar en la web de tu empresa?





Si tienes una empresa, por pequeña que sea, crear una página web resulta fundamental tanto para conseguir clientes como para orientar la imagen de tu empresa en la dirección que deseas. Según el libro El momento cero de la verdad,  publicado por Googlea, el 80% de los usuarios consulta en internet antes de realizar una compra, así que estar en internet es el primer paso para llegar a ellos. Aquí van algunos consejos que ayudarán a que tu empresa a tener una presencia correcta en la red.





Identifícate siempre. Muchas empresas lo olvidan y resulta fundamental para dar una sensación de confianza a tus futuros clientes. Incluir en tu web un apartado que indique dónde te encuentras y cómo pueden ponerse en contacto contigo (a través de un número de teléfono o un email) resulta imprescindible para que los visitantes de tu web te tomen en serio, especialmente si vendes tus productos a través de internet.

Crea un blog.  Aunque pueda parecer una tontería, contar con un blog resulta básico por varios motivos. En primer lugar, puede ayudar a mejorar la imagen de tu empresa de forma considerable. De hecho, grandes empresas como Eroski emplean este tipo de contenido para asociar su marca con un mensaje positivo. Además, crear un blog puede resultar un arma muy valiosa a la hora de conseguir un buen posicionamiento en internet, ya que mejora el posicionamiento SEO de tu web y consigue mantener tu página actualizada.

Cuida el SEO. Como ya explicamos en este artículo, una buena estrategia SEO resulta fundamental para posicionar nuestra web y permitir que nuestros clientes nos encuentren con facilidad. Recuerda a quién te diriges y qué búsqueda pueden realizar en internet para encontrar el servicio que tú ofreces.

¿Orgulloso de tu trabajo? Enséñalo. Dedicar una sección de tu web a mostrar alguna de tus mejores obras puede resultar muy atractivo para tus clientes. Dependiendo de cuál sea tu negocio, una galería o un portfolio es un escaparate que a buen seguro te ayudará a dar a conocer tu trabajo.

Actualízala. Que ya tengas tu web en marcha y funcionando no significa que hayas terminado el trabajo. Recuerda mantenerla actualizada y procura incorporar todas las mejoras que puedas. Por ejemplo, si tienes una tienda física puede resultar interesante incluir en tu web las ofertas y promociones que tengas en marcha en ese momento.


Categorías:

0 comentarios:

Publicar un comentario