lunes, 16 de junio de 2014

Por qué crear un blog puede resultar tan interesante para tu empresa





Aunque todavía son considerados como "un asunto menor", los blogs profesionales y empresariales resultan clave tanto si queremos mejorar nuestra estrategia de marketing online como para orientar nuestra imagen de marca de la manera que mejor nos convenga. Si todavía no te has decidido, aquí te dejo varias razones por las que creo que crear un blog resulta imprescindible para la web de cualquier empresa.


Mejora tu posicionamiento web. Los blogs resultan muy interesantes a la hora de mejorar nuestro posicionamiento SEO por una sencilla razón: nos permiten hablar de lo que queramos y con la frecuencia que queramos. Por poner un ejemplo, si posees una empresa de fabricación de donuts de chocolate en Huelva, un blog te permitirá mencionar palabras claves de tu interés como "donuts", "chocolate" o "Huelva" tantas veces como desees. Esto te permitirá mejorar tu posicionamiento SEO en apenas unas semanas y permitir que posibles clientes lleguen a tu página con mayor facilidad.

Crear contenido fresco. En muchas ocasiones, las webs empresariales pueden mantenerse durante años con el mismo aspecto y sin registrar apenas cambios, lo que puede darles un aspecto rancio y descuidado. Crear un blog te ayudará a aumentar la confianza en tu empresa de futuros clientes y, además, renovará la actualización de tu web, lo que permitirá que los robots de los buscadores la indexen más a menudo.

Orienta tu imagen de marca. Actualmente, ya son muchas las empresas que se han dado cuenta de que generar contenido de calidad puede ayudarles a mejorar la percepción que sus clientes tienen de ellos. Es el caso de webs como la de la Revista Consumer, editada por Supermercados Eroski posiblemente con el objetivo de asociar su marca con cualidades que les resultan interesantes, como la salud, la alimentación de calidad o el bienestar.

Véndete y ayuda a tus posibles clientes. Es muy posible que tus conocimientos profesionales puedan resultar interesantes para muchos de tus posibles clientes. Por ejemplo, si fabricas neumáticos, un blog puede ayudarte a resolver las dudas de tus posibles clientes sobre el tema y, de paso, a convencerlos de que tu producto puede ser la mejor opción.

Crea tu propio contenido para tus redes sociales. Aunque la mayor parte de los perfiles empresariales en redes sociales suelen compartir contenido de otros autores, compartir las actualizaciones de tu propio blog en Facebook y Twitter puede ayudarte a conducir posibles clientes a tu web.




Categorías:

0 comentarios:

Publicar un comentario